«Podemos ser pueblos diferentes, vivir en tierras con climas diferentes, pero el amor por las plantas sigue siendo común», Emmanuel Nkweto, estudiante de la RUDN

«Podemos ser pueblos diferentes, vivir en tierras con climas diferentes, pero el amor por las plantas sigue siendo común», Emmanuel Nkweto, estudiante de la RUDN

Emmanuel Nkweto, de 32 años, de Zambia está estudiando en Rusia en una especialidad que ama con todo su corazón. El estudiante de una maestría en agronomía en la Universidad RUDN encontró mucho en común entre nuestros países en el enfoque hacia el trabajo. Estaba feliz de hablar sobre su formación, familia y práctica en la Universidad RUDN.

"La agronomía es mi pasión. Tenemos un negocio familiar, una granja donde se cultiva maíz, mandioca y trigo. Allí pasaron los momentos más felices de mi infancia. Pero mi padre murió hace tres años, y ahora somos mi mamá y 6 hijos adultos: tres hermanos y tres hermanas. Todavía siento mi deuda para con mi papá: es necesario no descuidar la hacienda y cuidar de una familia numerosa.

Había cosas que no entendía en la agronomía por falta de educación básica. Creo que algunas cosechas se perdieron porque mis padres y yo no sabíamos lo básico. Por lo tanto, me propuse como objetivo recibir educación superior en agronomía y comprender todos los problemas del cultivo de las plantas que me interesaban en la vida cotidiana.

Después de terminar mi licenciatura en Zambia, terminé mi maestría en el cultivo de granos en mi país y logré trabajar para el gobierno. Y luego decidí matricularme en una maestría en protección de las plantas: se ofertaron plazas en China, África y Rusia.

Soñando con ampliar mis conocimientos, conocer más allá de la agricultura de África, me fui a otro continente. Elegí Rusia porque la producción agrícola está en un altísimo nivel aquí. Y, por supuesto, debido a un clima diferente: existe una tecnología diferente para la agricultura. Por ejemplo, la invención de híbridos que utilizan la humedad del invierno y la primavera para obtener rendimientos por cosecha, supuso un gran avance en el cultivo del maíz en Rusia. En África, esta invención puede ser relevante debido a las sequías prolongadas.

En la Universidad RUDN planeo continuar mis estudios de posgrado, y después de completar mis estudios regresaré a casa. Utilizaré los conocimientos adquiridos en Rusia en beneficio de la producción agrícola de mi país. Y, por supuesto, ayudaré a mi familia a administrar nuestra granja.

Ahora trabajo en la Universidad RUDN en el desarrollo de un producto para eliminar las malas hierbas que son destructivas para los cultivos nobles. Se nos ocurrió este tema con mi asesor científico e inmediatamente nos dimos cuenta de que había una investigación importante por delante, donde se entrelazan la química, la biología, la física y la agronomía.

Entonces, durante mis estudios, me sorprendió que haya mucho en común en los principios de la agricultura de los dos países. Ni siquiera se trata de herramientas o reactivos, sino del enfoque humano hacia el trabajo que haces con amor. Sí, podemos ser pueblos diferentes, vivir en tierras con climas diferentes, pero tenemos un amor común por las plantas y un enfoque profesional de la profesión de agrónomo. Rusia ha estado más cerca de mi corazón desde las primeras lecciones de agronomía con los profesores de la Universidad RUDN ".

La vida en RUDN
25 May
Comenzar un negocio familiar — continuar buscándose a sí mismo: cómo un estudiante de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos encontró su propia vocación

Kais Abdulkader de Yemen eligió deliberadamente su futura profesión. Estudió mucho y ya en su tercer año ganó el primer lugar en un foro internacional de una empresa petrolera. El estudiante reveló su secreto: cómo sacar el máximo provecho de estudiar en la Universidad RUDN y no decepcionarse de su profesión.

La vida en RUDN
20 May
Conocimiento de tres idiomas y de los juegos de la Liga de Campeones: cómo convertirse en periodista deportivo, truco de vida de la estudiante de la Universidad RUDN Mariela Mendoza

La profesión de comentarista deportivo suele ser una prerrogativa estrictamente masculina. Pero la estudiante de la Universidad RUDN, Mariela Mendoza, quien vino desde Venezuela, logró desmontar este mito. Para ello, tuvo que aprender idioma ruso desde cero, estudiar a fondo la analítica deportiva y entender las leyes del género de la redacción de reportajes y noticias. En la entrevista, Mariela habló sobre sus récords personales.

La vida en RUDN
11 May
“Cuando niña, no jugaba a las madres e hijas con las muñecas, sino que las entrevistaba”

«Estoy profundamente convencido de que, si el objetivo es cambiar el mundo, el periodismo es el arma más eficaz y rápida para ello», con estas palabras de un guionista británico ganador del Oscar, la estudiante de una maestría en la Universidad RUDN fácilmente estaría de acuerdo, convencida de que la profesión de periodista es el mejor camino para una persona con ambiciones y lengua perspicaz.