Conocimiento de tres idiomas y de los juegos de la Liga de Campeones: cómo convertirse en periodista deportivo, truco de vida de la estudiante de la Universidad RUDN Mariela Mendoza

Conocimiento de tres idiomas y de los juegos de la Liga de Campeones: cómo convertirse en periodista deportivo, truco de vida de la estudiante de la Universidad RUDN Mariela Mendoza

La profesión de comentarista deportivo suele ser una prerrogativa estrictamente masculina. Pero la estudiante de la Universidad RUDN, Mariela Mendoza, quien vino desde Venezuela, logró desmontar este mito. Para ello, tuvo que aprender idioma ruso desde cero, estudiar a fondo la analítica deportiva y entender las leyes del género de la redacción de reportajes y noticias. En la entrevista, Mariela habló sobre sus récords personales.

El periodismo se encuentra entre las profesiones más populares. Como regla general, los jóvenes se sienten atraídos por la oportunidad de hacerse famosos, de actuar como portavoces de una amplia audiencia. Pero has elegido una dirección bastante inusual para una muchacha: el periodismo deportivo. ¿Qué determinó esta elección?

Dos factores jugaron un papel importante: en primer lugar, el conocimiento de la propia industria del deporte. En la infancia, pateaba el balón en el patio, luego mis padres me enviaron al centro deportivo. Por supuesto, jugar al fútbol siempre se ha percibido como un pasatiempo y no como el comienzo de la carrera de un atleta. Pero incluso entonces comencé a sumergirme en el mundo del deporte. Hoy ya comprendo completamente los detalles de las tendencias deportivas, domino libremente el vocabulario profesional, utilizo los términos deportivos en mis reportajes: penalti, pressing, hat-trick. Y, créame, no todos los corresponsales deportivos novatos tienen tal background.

¿Y cuál es el segundo factor?

El deseo de convertirme en una estrella de televisión. Este es un sueño de la infancia. Recuerdo que, de niña, veía reportajes deportivos de jóvenes presentadores desde el lugar de los acontecimientos: partidos, competiciones, y esto provocaba una tormenta de emociones en mí. En parte, precisamente la admiración infantil se convirtió en un incentivo para no tener miedo de tomar una decisión en cierto sentido aventurera: aprender a hacer la televisión en vivo.

¿Ahora lograste conservar esos sentimientos?

¡Por supuesto! Y con ellos llegó el entendimiento de que una estrella de la «pantalla azul» debe retener en la cabeza no solo las últimas noticias y hechos. Puedo analizar los partidos de la Liga de Campeones, conozco los records personales de muchos jugadores de los mejores clubes de fútbol, ​​sé cómo hacer un reportaje de tal manera que mantenga la atención del espectador el mayor tiempo posible, mantener la intriga del juego hasta el final. Y esas habilidades son necesarias no solo para el periodismo deportivo.

¿Ya te has puesto a prueba en este medio?

Sí, durante una pasantía en Moscú en el canal de televisión Hispantv.

Es un canal de noticias iraní y español, si no me equivoco.

Cierto. La práctica en este canal ha sido un verdadero desafío profesional. Por supuesto, hubo supervisores que siempre me ayudaron a escribir las notas y artículos de noticias, a crear los reportajes. Le agradezco especialmente a mi colega principal de Ecuador. La pasantía me permitió pulir los conocimientos adquiridos previamente. Y al terminar, pude complementar mi currículum con artículos escritos en español, inglés y ruso.

Realmente hablas ruso con mucha confianza. ¿Cuánto tiempo se requiere para llegar a ese nivel?

Este es el resultado de tres años de arduo trabajo. Al principio, no dormía durante días y noches. Entré en pánico porque comencé a estudiar el idioma unos meses más tarde que mis compañeros, porque me retrasé en Venezuela. Era necesario alcanzar al grupo y solo veía palitos en lugar de letras. Otro alfabeto, una pronunciación inusual, y qué decir sobre leer y escribir. Pero reuní fuerzas y me involucré rápidamente, por supuesto, los profesores de la Universidad RUDN me ayudaron. ¡Así que la misión resultó factible!

¿Y sin embargo, la vida estudiantil no son solo sesiones, exámenes y pasantías?

¡Por supuesto que no! Los estudiantes son un entorno creativo especial. Particularmente en la Universidad RUDN, donde vienen jóvenes de todo el mundo, con su propia cultura y concepción del mundo. Recientemente, junto con estudiantes de Bolivia y Palestina, creamos un baile y lo mostramos durante un gran concierto. Y creo que fue un éxito.

¿Y tuviste que dejar tu principal afición infantil, el fútbol, ​​en Venezuela?

El fútbol siempre está conmigo, incluso en Moscú. Desde luego, cuando hace calor, salgo al campo universitario con el balón.

La vida en RUDN
25 May
Comenzar un negocio familiar — continuar buscándose a sí mismo: cómo un estudiante de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos encontró su propia vocación

Kais Abdulkader de Yemen eligió deliberadamente su futura profesión. Estudió mucho y ya en su tercer año ganó el primer lugar en un foro internacional de una empresa petrolera. El estudiante reveló su secreto: cómo sacar el máximo provecho de estudiar en la Universidad RUDN y no decepcionarse de su profesión.

La vida en RUDN
17 May
«Podemos ser pueblos diferentes, vivir en tierras con climas diferentes, pero el amor por las plantas sigue siendo común», Emmanuel Nkweto, estudiante de la RUDN

Emmanuel Nkweto, de 32 años, de Zambia está estudiando en Rusia en una especialidad que ama con todo su corazón. El estudiante de una maestría en agronomía en la Universidad RUDN encontró mucho en común entre nuestros países en el enfoque hacia el trabajo. Estaba feliz de hablar sobre su formación, familia y práctica en la Universidad RUDN.

La vida en RUDN
11 May
“Cuando niña, no jugaba a las madres e hijas con las muñecas, sino que las entrevistaba”

«Estoy profundamente convencido de que, si el objetivo es cambiar el mundo, el periodismo es el arma más eficaz y rápida para ello», con estas palabras de un guionista británico ganador del Oscar, la estudiante de una maestría en la Universidad RUDN fácilmente estaría de acuerdo, convencida de que la profesión de periodista es el mejor camino para una persona con ambiciones y lengua perspicaz.