Cómo las carreteras de Moscú impresionaron a un estudiante de Kenia

Cómo las carreteras de Moscú impresionaron a un estudiante de Kenia

Las carreteras están formadas principalmente por hoyos, que se pueden intercalar con baches; así es como Alex Oganga, un estudiante de Kenia de una maestría, describe la aldea donde pasó su infancia. Moscú y Rusia le asombraron no solo por la construcción de las carreteras, sino también por la organización del tráfico y su precisión.

Él estudia matemáticas, aunque, francamente, desde la infancia se sintió atraído por la física y la ciencia de los materiales.

— Aquí hay una lógica simple: soy un niño, quiero mejorar la aldea, comenta Alex. Pero entiendo que no basta con nivelar las carreteras por las que mis compañeros y yo corríamos como desatinados. Se debe comprender cómo diseñar una base confiable para la vía, qué materiales usar.

La lógica, francamente, no es infantil, pero al final, estos sueños de la infancia formaron el modo de pensar, la percepción ingeniera del mundo.

— Tenía planeado convertirme en un ingeniero «puro», estudiar bastante las disciplinas aplicadas, pero no obtuve la suficiente calificación para la especialidad en mi tierra natal, comenta Alex.

— Tuve que limitarme al estudio profundo de las matemáticas, pero luego gané la Olimpiada y tuve la oportunidad de ir a estudiar a la Universidad RUDN.

Al viajar a Moscú, me propuse una tarea adicional: comunicarme lo más posible. Y ahora admite que nunca había visto tanta gente interesante en ningún lado. Por supuesto, el clima también causó la mejor impresión después de África. Pero es curioso, cuán fuertes resultaron ser los sueños de la infancia y los recuerdos de la infancia: incluso en la descripción del invierno de Moscú, indispensablemente están presente las carreteras.

— Es increíble cómo en invierno la nieve se ilumina con los faros rojos de los automóviles, se maravilla Alex.

También el tráfico en sí mismo, su organización y orden, que a muchos nativos moscovitas les parece un caos, provocan una viva reacción del estudiante de Kenia.

— En nuestro país nadie mira el semáforo, comenta Alex. La gente atraviesa fácilmente el embotellamiento y pasan por la «ventana» que se forma entre los vehículos. Van por su cuenta y riesgo, tal es la mentalidad de mi país.

Alex no planifica su futuro, porque es más fácil vivir según el principio carpe diem. Así que, por ahora, los planes son los más vagos, aunque positivos.

Dentro de 10 años me veo como un matemático especialista con una excelente carrera. Pero todavía falta mucho: ahora estoy en Rusia y solo pienso en mis estudios y en que me gustaría ver a mi familia más a menudo, sueña Alex Oganga.

La vida en RUDN
06 Oct
“Podemos ser pueblos diferentes, vivir en tierras con climas diferentes, pero el amor por las plantas sigue siendo común”, Emmanuel Nkweto, estudiante de la RUDN

Emmanuel Nkweto, de 32 años, de Zambia está estudiando en Rusia en una especialidad que ama con todo su corazón. El estudiante de una maestría en agronomía en la Universidad RUDN encontró mucho en común entre nuestros países en el enfoque hacia el trabajo. Estaba feliz de hablar sobre su formación, familia y práctica en la Universidad RUDN.

La vida en RUDN
01 Oct
“Siempre me sentí rusa en mi alma”: Kasuni Pokuneguda, estudiante de la Universidad RUDN

Los cuentos de Pushkin, el amor por los niños, la asimilación de un nuevo programa educativo y una disertación en Oxford. Cómo el afecto infantil influyó en la elección de la universidad, qué papel jugó el prestigio la Universidad RUDN y cómo Kasuni Pokuneguda, una estudiante de Sri Lanka, visualiza su futuro.

La vida en RUDN
16 Sep
Cómo un estudiante de Argelia aprendió a usar los obstáculos y se inspiró en los ejemplos de los grandes emprendedores

El idioma ruso es el primer obstáculo que enfrentó Amin Mesaudi, estudiante de 4to año de la Universidad RUDN en el camino hacia su sueño. El sueño es convertirse en un gran emprendedor. Sus ídolos son Jack Ma, creador de Alibaba y Steve Jobs, quien finalmente hizo que el mundo se volviera adicto a los gadgets. Pero, a diferencia de ellos, Amin, nativo de Argelia, está firmemente decidido a recibir educación superior y solo después construir una carrera.