Cómo las carreteras de Moscú impresionaron a un estudiante de Kenia

Cómo las carreteras de Moscú impresionaron a un estudiante de Kenia

Las carreteras están formadas principalmente por hoyos, que se pueden intercalar con baches; así es como Alex Oganga, un estudiante de Kenia de una maestría, describe la aldea donde pasó su infancia. Moscú y Rusia le asombraron no solo por la construcción de las carreteras, sino también por la organización del tráfico y su precisión.

Él estudia matemáticas, aunque, francamente, desde la infancia se sintió atraído por la física y la ciencia de los materiales.

— Aquí hay una lógica simple: soy un niño, quiero mejorar la aldea, comenta Alex. Pero entiendo que no basta con nivelar las carreteras por las que mis compañeros y yo corríamos como desatinados. Se debe comprender cómo diseñar una base confiable para la vía, qué materiales usar.

La lógica, francamente, no es infantil, pero al final, estos sueños de la infancia formaron el modo de pensar, la percepción ingeniera del mundo.

— Tenía planeado convertirme en un ingeniero «puro», estudiar bastante las disciplinas aplicadas, pero no obtuve la suficiente calificación para la especialidad en mi tierra natal, comenta Alex.

— Tuve que limitarme al estudio profundo de las matemáticas, pero luego gané la Olimpiada y tuve la oportunidad de ir a estudiar a la Universidad RUDN.

Al viajar a Moscú, me propuse una tarea adicional: comunicarme lo más posible. Y ahora admite que nunca había visto tanta gente interesante en ningún lado. Por supuesto, el clima también causó la mejor impresión después de África. Pero es curioso, cuán fuertes resultaron ser los sueños de la infancia y los recuerdos de la infancia: incluso en la descripción del invierno de Moscú, indispensablemente están presente las carreteras.

— Es increíble cómo en invierno la nieve se ilumina con los faros rojos de los automóviles, se maravilla Alex.

También el tráfico en sí mismo, su organización y orden, que a muchos nativos moscovitas les parece un caos, provocan una viva reacción del estudiante de Kenia.

— En nuestro país nadie mira el semáforo, comenta Alex. La gente atraviesa fácilmente el embotellamiento y pasan por la «ventana» que se forma entre los vehículos. Van por su cuenta y riesgo, tal es la mentalidad de mi país.

Alex no planifica su futuro, porque es más fácil vivir según el principio carpe diem. Así que, por ahora, los planes son los más vagos, aunque positivos.

Dentro de 10 años me veo como un matemático especialista con una excelente carrera. Pero todavía falta mucho: ahora estoy en Rusia y solo pienso en mis estudios y en que me gustaría ver a mi familia más a menudo, sueña Alex Oganga.

La vida en RUDN
10 Nov
Modern student area: se inauguró un nuevo espacio de coworking en la Universidad RUDN

l coworking se trata de comodidad, conveniencia y modernidad. ¡El coworking de la Universidad RUDN es exactamente lo mismo! Un físico, un abogado, un periodista y un médico necesitan un lugar para crear proyectos y prepararse para los exámenes. Tres zonas y una sala de reuniones con una superficie de más de 650 metros cuadrados, mobiliario inusual y elementos interiores luminosos. Hablamos de la nueva zona de creatividad y generación de ideas.

La vida en RUDN
27 Sep
Tirar un dado. Caminata: Los alumnos de la RUDN desarrollaron un juego de mesa sobre la universidad

Diseño de autor, cálculos matemáticos y teoría de la probabilidad: los estudiantes de la Universidad RUDN implementaron la idea de crear un juego de mesa sobre la universidad en un proyecto. Cada estudiante era responsable de su propio bloque de tareas: Nikolai Klykov calculó movimientos y puntos, Anna Zheltikova creó tarjetas con personas reales de la universidad, Daniil Shishov desarrolló el diseño del juego y Yuri Bereznev perfeccionó el concepto.

La vida en RUDN
21 Sep
“Como futura cirujana, quiero ver las hermosas sonrisas de mis pacientes”, Darina Shirokova, ganadora de la Beca Presidencial 2022, estudiante de odontología de la RUDN

Sobre el sueño de la infancia, la alta tecnología y la higiene de tres minutos, en una entrevista con Darina.