Cómo un estudiante de Argelia aprendió a usar los obstáculos y se inspiró en los ejemplos de los grandes emprendedores

Cómo un estudiante de Argelia aprendió a usar los obstáculos y se inspiró en los ejemplos de los grandes emprendedores

El idioma ruso es el primer obstáculo que enfrentó Amin Mesaudi, estudiante de 4to año de la Universidad RUDN en el camino hacia su sueño. El sueño es convertirse en un gran emprendedor. Sus ídolos son Jack Ma, creador de Alibaba y Steve Jobs, quien finalmente hizo que el mundo se volviera adicto a los gadgets. Pero, a diferencia de ellos, Amin, nativo de Argelia, está firmemente decidido a recibir educación superior y solo después construir una carrera.

Cinco años después de llegar a Rusia, Amin no puede recordar exactamente cómo nació la idea de ingresar en la Universidad RUDN. Dice que en Argelia viven muchos rusos, se relacionaron y alguien le aconsejó la Universidad RUDN. Él fue el primero en la familia que no se quedó en casa a estudiar medicina, sino que eligió la especialidad «Economía de empresas».

— No me importaría quedarme en Rusia, en Moscú, comenta Amin, pero si el destino me indica que debo regresar, o ir a cualquier otro país, entonces no hay problema.

Argelia se está recuperando ahora de una profunda recesión económica, y las habilidades de dirección, la destreza para planificar presupuestos y la gestión de crisis tienen una gran demanda.

— Me gustaría abrir mi propia empresa, comenta Amin. — Me gusta administrar: la gerencia, el financiamiento, definitivamente eso es lo mío.

Amin se inspira principalmente en los hombres de negocios que han construido imperios gigantes y, de hecho, han creado industrias enteras. Como Steve Jobs o Jack Ma, que revolucionaron el comercio por Internet.

— No hay que recordar que no tiene educación, porque esto se compensa con sus logros, considera Amin. — Si quieres algo, siempre puedes conseguirlo, a pesar de las barreras que tienes por delante.

Un nuevo país, un nuevo idioma: para el estudiante de Argelia, hubo barreras en cada paso. Pero al final, lo motivaron, lo hicieron más fuerte, y ahora habla el idioma ruso prácticamente sin acento.

Amin ha sido presidente de la asociación de coterráneos por tercer año. El primer año fue aterrador y difícil, ahora el trabajo le brinda placer, le permite comunicarse activamente.

Amin pudo superar otra barrera: el miedo al escenario, hablar en público. Hace algún tiempo, un amigo lo convenció de que cantara a dúo y ahora su pequeño conjunto participa en casi todas las veladas estudiantiles.

— Esta es una experiencia muy provechosa, considera Amin. — La capacidad de hablar, de inspirar es una cualidad muy importante en los negocios. Para entender esto, basta con recordar a Steve Jobs.

La vida en RUDN
10 Nov
Modern student area: se inauguró un nuevo espacio de coworking en la Universidad RUDN

l coworking se trata de comodidad, conveniencia y modernidad. ¡El coworking de la Universidad RUDN es exactamente lo mismo! Un físico, un abogado, un periodista y un médico necesitan un lugar para crear proyectos y prepararse para los exámenes. Tres zonas y una sala de reuniones con una superficie de más de 650 metros cuadrados, mobiliario inusual y elementos interiores luminosos. Hablamos de la nueva zona de creatividad y generación de ideas.

La vida en RUDN
27 Sep
Tirar un dado. Caminata: Los alumnos de la RUDN desarrollaron un juego de mesa sobre la universidad

Diseño de autor, cálculos matemáticos y teoría de la probabilidad: los estudiantes de la Universidad RUDN implementaron la idea de crear un juego de mesa sobre la universidad en un proyecto. Cada estudiante era responsable de su propio bloque de tareas: Nikolai Klykov calculó movimientos y puntos, Anna Zheltikova creó tarjetas con personas reales de la universidad, Daniil Shishov desarrolló el diseño del juego y Yuri Bereznev perfeccionó el concepto.

La vida en RUDN
21 Sep
“Como futura cirujana, quiero ver las hermosas sonrisas de mis pacientes”, Darina Shirokova, ganadora de la Beca Presidencial 2022, estudiante de odontología de la RUDN

Sobre el sueño de la infancia, la alta tecnología y la higiene de tres minutos, en una entrevista con Darina.